El brief
En la época de mayor consumo de cordero, la IGP Lechazo de Castilla y León quería decirle a los consumidores que no todos los corderos son iguales y que se fijasen en el sello de la IGP, que les garantizaba una calidad que otros no hacían.
La idea
Aunque Castilla y León es la mayor región productora de cordero de España, los lechazos que forman parte de la IGP no son tantos. De hecho, hicimos un pequeño cálculo: sumamos todos los corderos producidos en España, les sumamos los corderos que se importan en nuestro país y los comparamos con el número de lechazos con IGP. El resultado, que solo uno de cada cien tiene el sello de IGP lechazo de Castilla y León. Un sencillo pero contundente mensaje sobre el que articular toda su comunicación.
Resultados
La campaña fue vista por televisión en Castilla y León, Youtube ads, RRSS y revistas. Pero más allá de una campaña de Navidad, el concepto “uno de cada cien” sirve a la IGP como posicionamiento de sus lechazos para esta y cien campañas más. 

Back to Top